Motorola lanza un móvil de menos de 200 euros con una batería impresionante

Uno de los fabricantes de teléfonos, aunque no llaman la atención de la misma forma que otras marcas, aún tiene una fuerte presencia en este mercado es Motorola, y esta compañía ha demostrado con el tiempo que no se necesita mucho para ofrecer modelos que ofrecen el buen equilibrio de usuario entre calidad y precio.

Prueba de ello es el lanzamiento de su último modelo, el Moto G30, un teléfono que conserva el núcleo que ha consolidado la marca a lo largo de los años, plasmado en esa espalda y su logo inviolable.

Cabe señalar que este logotipo actúa como un lector de huellas dactilares, y en un lado de este está el módulo de la cámara, lo que le da un aspecto de chip dominó. Este módulo puede venir en negro (aunque puede parecer más un pigmento granate morado o oscuro) y violeta.

Avanzando está la pantalla, enmarcada por bordes más delgados a los lados y en la parte superior, dejando intacta su prominente mentón en la parte inferior.

En la parte superior se encuentra su característico diseño de lágrima diseñado para la cámara frontal. Junto a esto hay un botón físico asignado específicamente al Asistente de Google.

En cuanto a la pantalla, este es un tipo de IPS, con un tamaño de 6,5 pulgadas con resolución HD +. Si bien la definición no es el estándar más fuerte en esta pantalla, representa una frecuencia de actualización de hasta 90 hercios, que no es una característica muy común en los teléfonos de gama media.

Otra de las características más destacables presentes en el teléfono Motorola G30 es su batería, que cuenta con 5000 mAh, además de una carga rápida de 15W. Esto, según Motorola, le da a este modelo un tiempo autónomo de hasta 12 horas y solo 20 minutos de carga.

Los que en España estén interesados ​​en hacerse con este teléfono tendrán que esperar hasta finales de marzo cuando se lanzará en el mercado móvil de esta región, disponible a un precio de 179,99 euros en su versión de 4GB de RAM.